Primera fotografía de un agujero negro, un hecho histórico.

El pasado 10 de abril se presentó la primera fotografía de la historia de un agujero negro. Este hito histórico forma parte del proyecto internacional “Telescopio Horizonte de Sucesos” (Event Horizon Telescope o EHT por sus siglas en inglés) y confirma de manera definitiva la teoría de la relatividad de Einstein. Pero, ¿cómo se tomó la foto de este agujero negro?

primera imagen agujero negro
Fuente: Event Horizon Telescope

Gracias a la colaboración internacional durante una semana, en abril de 2017, se lograron coordinar ocho potentes radiotelescopios repartidos por todo el mundo para apuntar sus antenas hacia dos agujeros negros. Estos telescopios se encontraban en puntos de gran altitud incluyendo volcanes en Hawaii y México, montañas en Arizona y la Sierra Nevada española, el Desierto de Atacama en Chile y la Antártida, entre otras.

¿Cómo se tomó la primera foto de un agujero negro?

De esta manera se consiguió juntar la potencia necesaria para formar un telescopio virtual del tamaño de la Tierra con una sensibilidad y resolución sin precedentes. Aunque los telescopios no estaban conectados físicamente, fueron capaces de sincronizar sus datos grabados con relojes atómicos. Cada telescopio produjo enormes cantidades de datos, aproximadamente 350 terabytes por día.

La técnica utilizada para tomar la fotografía se llama interferometría de línea de base muy larga. De este modo, sincronizando las instalaciones de los telescopios y aprovechando la rotación de nuestro planeta se forma un enorme telescopio con una longitud de onda de 1.3mm. Con esta técnica se logra una resolución angular de 20 micro arcosegundos. Un ejemplo para entender esta resolución sería poder leer un periódico en Nueva York desde una cafetería en París.

¿Por qué esta fotografía supone un hito histórico?

Para entender por qué esta fotografía supone un hito histórico es importante saber qué es un agujero negro.

Fue Albert Einstein quien, hace un siglo, predijo la existencia de los agujeros negros al plantear su teoría de la relatividad. Más adelante, en los años 70, Stephen Hawking dijo que si bien los agujeros negros no se pueden ver, su radiación sí puede medirse. Sin embargo, en febrero de 2016, se confirmó por primera vez la existencia de estos cuerpos al detectarse ondas gravitacionales producidas por la fusión de dos agujeros negros a unos 1337 millones de años luz de la Tierra.

Por definición, un agujero negro es una región finita del espacio en cuyo interior existe una concentración de masa lo suficientemente elevada como para generar un campo gravitatorio del que ninguna partícula material, ni siquiera la luz, puede escapar de él.

Por lo tanto, los agujeros negros son invisibles e imposibles de fotografiar. Si no hay luz, no hay fotografía. No obstante, sí es posible fotografiar la radiación emitida por toda la materia que está atrapada en su campo gravitatorio y que gira a gran velocidad a su alrededor, lo que se conoce como horizonte de sucesos.

Así que, en realidad, lo que vemos en la fotografía es la sombra del agujero negro. El disco negro en el centro de la imagen es su sombra y el resplandor naranja que vemos alrededor una banda de plasma que gira a alta temperatura.

Este agujero negro supermasivo se encuentra en la región Messier87, una enorme galaxia situada en el cercano cúmulo de galaxias Virgo. Está situada a unos 50 millones de años luz de la Tierra y con 6.000 millones más masa que nuestro propio sol.

¿Qué te parece que se puedan llegar a fotografiar agujeros negros? Te leemos en los comentarios

La grabación de vídeo en 8K llegará de manos de Sharp este 2019. Descúbrelo aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí