Análisis Sony Zeiss 24 – 70 mm FE F/4 ZA OSS

En el artículo de hoy te traemos el análisis de esta lente: el Sony Zeiss FE 24 – 70 mm. Sin ser el objetivo más nítido, ni el más luminoso, este zoom estándar posee una serie de cualidades que lo hacen único en su especie. ¿Quieres conocer más sobre el Zeiss 24-70 f4 para montura E de Sony?

¿Por qué comprar un f4 existiendo alternativas f2.8?

Para responder a esta pregunta hay que fijarse en su hermano mayor, el todopoderoso Sony FE 24-70 mm F2,8 GM que efectivamente, es garantía de calidad como todo lo que lleva la famosa G de Sony grabada en el cuerpo del objetivo.

Pero una unidad de este ENORME diamante nos sale a precio de tal. 2500€ oficialmente en la web de Sony, alrededor de 2100€ en amazon.

Más modesto pero igualmente interesante, tenemos el Tamron 28-75mm F/2.8 Di III RXD. Este zoom estándar que, aunque no comparte exactamente focal con el anterior Sony, sí que tiene en común la apertura de f2.8.

Su precio, ¡una tercera parte del Sony!. En el momento de escribir este artículo, 751€ en amazon.

Entonces, ¿en qué destaca este Zeiss 24-70 f4 OSS?

Pues en mi humilde opinión, en donde los otros dos flaquean. Os voy a contar por qué un servidor terminó decidiéndose por él.

Por un lado, el Sony FE 24-70 mm F2,8 GM es un objetivo fuera del alcance de muchos bolsillos (y del mío), motivo más que suficiente para descartarlo. Pero además, uno de mis motivos del paso a mirrorless (al sistema Sony en particular), era hacerme con un equipo que no diese pereza sacar de casa como me ocurría con mi antigua reflex, y este Sony, pesa prácticamente 1kg (886g) y mide 13,5cm de largo por 8,7 de ancho, lo que no invita precisamente a irse de paseo con el por la ciudad.

El Tamron 28-75mm F/2.8 Di III RXD por contra, como hemos dicho es más económico y no es tan aparatoso con sus 550 gramos de peso, y sus 11,7cm de largo x 7,3 de ancho. Pero no olvidemos que su rango focal parte de los 28mm en vez de los 24mm y, señoras y señores, cada milímetro de angular vale mucho.

Por supuesto es algo personal, pero esos 4mm de diferencia “por abajo”, unidos a que pese a ser más pequeño y ligero que el Sony, sigue siendo un objetivo grande para llevarlo de paseo, hicieron que tuviese que plantearme otras alternativas.

Y aquí es donde entra en escena el Zeiss 24-70 f4 OSS, un objetivo con un rendimiento óptico inferior a los dos anteriores y con una luminosidad de un paso menos de diafragma. Así visto, parece una opción a descartar de primeras, pero en contraposición tiene muchas cualidades que lo hacen casi perfecto (al menos para quien escribe).

Análisis del objetivo Sony Zeiss FE 24 – 70 mm F4 ZA OSS

Comencemos con el precio

Según la web de Sony su precio es de 1000€, si consultamos en amazon 791€. Primera virtud, resulta asequible.

Tamaño y peso

En este sentido gana por goleada al Sony y supera notablemente al Tamron. Sus 426 gramos de peso, y dimensiones de 9,45 x 7,3 centímetros, lo convierten en una opción muy equilibrada para llevar siempre pegado a un cuerpo Sony Alpha. Segunda virtud.

Calidad óptica

Quizás sea este su punto más débil. Si nos fijamos en el análisis de laboratorio de DXOMARK vemos que en nitidez queda un punto por debajo incluso del lente Sony 28-70 3.5-5.6 que se suministra con los kits de cuerpo + objetivo.

En el comportamiento general este Zeiss lo supera, aunque (todo sea dicho) no por mucho.

Si disponemos de una mirrorless Sony de gran resolución y queremos tomar fotografías de 61mpx quizás el comportamiento de este Zeiss 24-70 nos deje un poco fríos, sin embargo para fotografías como es mi caso de 24mpx (con una A7iii) es perfecto.

Si nos referimos a la grabación de vídeo, las diferencias en resolución se acortan mucho ya que en el mejor de los casos, grabaremos un clip en 4k (equivalente a aproximadamente 8mpx).

Además, hay que mencionar los problemas de descentramiento de las lentes del que padecieron ciertas unidades, problema que por suerte yo no he experimentado.

Diafragma f4, el otro gran pero de este objetivo

Aquí no hay duda, un diafragma de f2.8 con 9 láminas como el del Sony o el del Tamron, es preferible al f4 con 7 láminas del Zeiss 24-70mm f4. Si queremos conseguir un gran desenfoque cualquiera de las otras dos opciones serán mejores.

Sin embargo en términos de ruido en la imagen, considero que tal y como gestionan el ruido las cámaras Sony Alpha a día de hoy, ese paso de menos en el diafragma no supone un problema real.

Si bien no es tan luminoso como los otros, es de valorar (especialmente en el apartado vídeo) que su apertura de diafragma se mantenga constante durante todo el recorrido focal para no tener que ajustar la exposición si se acciona el zoom.

Focal 24-70, el zoom estándar para todo

Pocas situaciones se me ocurren en mi trabajo fotográfico que no puedan cubrirse con esta focal, desde arquitectura, hasta retrato, pasando por fotografía gastronómica. Si bien para deportes puede quedarse algo corto de focal (dependerá de la disciplina), también he podido probarlo con resultados bastante buenos en el caso de este rally.

Construcción made in Zeiss

En estos tiempos que corren, los componentes plásticos parecen haber monopolizado el sector de los objetivos. No es el caso de este Sony-Zeiss, que de manera indiscutible sigue apostando por el metal como base en la que construir sus objetivos.

Pese a ello, como ya hemos comentado, mantiene un peso muy comedido. Al tacto llama la atención tener en la mano una lente de metal tan ligera.

Sus aros son muy fluidos, algo que se agradece a la hora de hacer zoom o enfocar manualmente en vídeo.

En el caso del enfoque, hablamos de un aro electrónico de recorrido infinito como viene siendo tendencia en los últimos años. Algo que nos limita a la hora de adaptar sistemas como follow focus pero que mantiene otras virtudes en estos sistemas de última generación.

Estabilización OSS

Algo importante de lo que dispone este Zeiss, es el sistema interno de estabilización OSS que se complementa con IBIS del propio sensor de la cámara para ofrecer un sistema de estabilización de 5 ejes que, aunque ofrece unas prestaciones notables, no nos puede hacer dejarnos en casa nuestros trípodes o gimbals si queremos hacer grabación de vídeo.

Distancia de enfoque

En su distancia focal de 70mm nos permite disparar a objetos situados a 40 centímetros, lo que da un resultado de ampliación máxima de 0,20x.

Una magnificación bastante interesante para planos más cerrados o fotografía de producto.

En resumen, este objetivo (que fue uno de los primeros que se lanzaron para el sistema E-Mount de Sony), lleva ya más de 5 años en el mercado y en mi opinión es una alternativa a tener en cuenta si estás buscando un zoom portátil y polivalente.

Si no tienes necesidad de obtener un rendimiento óptico profesional, ni buscas grandes desenfoques, pero valoras disponer en un mismo objetivo de un teleobjetivo corto y a la vez un angular y a un precio muy contenido, este Sony Zeiss FE 24–70mm ƒ/4 OSS es una opción que deberías probar.

¿Qué te ha parecido el análisis del Sony Zeiss 24 – 70 mm?. ¡Te leemos en los comentarios!

RELACIONADOS | 3 ACCESORIOS IMPRESCINDIBLES PARA GRABAR VÍDEO COMO UN PRO

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí